Noticias

0

Los accidentes laborales en época de pandemia

By 15 febrero 2021

Compartir Noticia:

Los accidentes laborales son un peligro real en todas la profesiones, aunque hay algunas con mayor riesgo que otras.

Este tipo de siniestralidad afecta a las empresas y a toda la sociedad ya que, además de los costes que pueden suponer en vidas humanas y en sufrimiento por parte de los trabajadores y de sus familias, los accidentes de trabajo tienen un enorme impacto económico, que debemos de sufragar directa o indirectamente entre todos los ciudadanos.

Además, la crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado que las consecuencias derivadas de algunos accidentes se hayan visto agravadas, sobre todo por la falta de tratamiento de las lesiones que se produjeron durante los meses más duros del confinamiento. Muchas personas, por miedo a contagiarse, evitaban ir a su especialista por un esguince cervical o temas menores. Con lo cual, lesiones que suelen curarse con un tratamiento de fisioterapia y de rehabilitación, en algunos casos se han convertido en crónicas por ausencia de los mismos en el momento adecuado.

En todo caso, es del todo imprescindible que las empresas cumplan con la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), pues precisamente tiene como objetivo reducirla siniestralidad laboral y velar por la seguridad y salud de todos los trabajadores. Actuar de forma preventiva implica evitar o minimizar las causas de los accidentes y de las enfermedades profesionales. Esto puede conseguirse fomentando -primero, en los responsables de las empresas y, después, en todos los trabajadores- una auténtica cultura preventiva, que debe tener su reflejo en el Plan de Prevención desde el momento inicial.

Las indemnizaciones de los trabajadores en caso de siniestro

Aunque las sanciones por omisión de medidas de seguridad pueden llegar a 100.000 euros, son muchas las empresas que no acaban de asumir la Prevención de Riesgos Laborales como una prioridad. Sin embargo, es esencial que el negocio en cuestión  tenga bien cubiertos sus intereses y la integridad de sus trabajadores en caso de producirse un accidente. Recordemos que, en este caso, los empleados tienen derecho a contraprestaciones como: 

– Indemnización por omisión de medidas de seguridad. Si la empresa no ha cumplido con todas las medidas de seguridad exigibles o si por la omisión de las mismas se ha producido un accidente laboral, la víctima del mismo o sus familiares, en caso de tratarse de un accidente mortal, podrán a exigir a la empresa el pago de una indemnización. Algunas de las medidas de seguridad que se omiten con más frecuencia son la falta de redes de seguridad, equipos de protección adecuados, señalización adecuada, etc.

– Pensión por incapacidad laboral. En caso de que se reconozca al trabajador una incapacidad laboral permanente, absoluta o gran invalidez, también tendrá derecho a percibir por parte de la Seguridad Social las pensiones correspondientes y establecidas según la legislación vigente para cada tipo de incapacidad, y en función de las circunstancias personales y familiares de los mismos.

– Indemnización a través del seguro de accidentes de convenio. Los convenios colectivos, especialmente en sectores como el de la construcción, obligan a las empresas a contratar estos seguros, que pueden contemplar indemnizaciones en caso de incapacidad permanente o fallecimiento del trabajador.

El importante papel del seguro de accidentes 

Siguiendo con el seguro de accidentes de convenio, como hemos comentado, se trata de una póliza que está muy ligada al convenio colectivo de la empresa, ya que, establece cuáles son las coberturas e indemnizaciones que debe cubrir el seguro en caso de que un siniestro impida al empleado seguir desarrollando su profesión habitual. Lógicamente, el sector será muy importante a la hora de determinar el precio del seguro juntamente con el número de trabajadores de la empresa y los capitales asegurados.

Por otra parte, si queremos complementar las necesidades de protección de nuestra plantilla, el seguro de accidentes colectivo es el producto más idóneo. La contratación de esta póliza voluntaria te permite ofrecer un beneficio extra a tus trabajadores con coberturas adicionales como la de hospitalización, la asistencia en viaje, la asistencia sanitaria o el pago de una renta mensual por invalidez, entre otras. 

De esta forma, se premia la dedicación de los empleados y se les ofrece amparo a ellos y a sus familias en caso de sufrir un accidente. Otra de las ventajas de este seguro voluntario es la consideración de las primas pagadas como gasto deducible para la empresa y como rendimiento del trabajo en especie para los empleados.

En definitiva, los seguros de accidente pueden prestar la solución específica que cada empresa necesita. Además, a través de la contratación de estas pólizas podrás proteger a tus trabajadores, mejorando así la relación entre empleado-empresa, y garantizando la viabilidad y estabilidad económica de tu negocio ante estos imprevistos. 

En CLOSASEGUROS disponemos de los seguros de accidentes de convenio y colectivo más completos y a medida de las necesidades de tu empresa. Si quieres ampliar información, no dudes en contactar con nosotros.