Noticias

0

Alimentos para mantener fuerte el sistema inmunológico

By 19 noviembre 2020

Compartir Noticia:

Debemos fortalecer el sistema inmunológico, esa es una lección que nos está dejando esta crisis sanitaria.

Evidentemente, no hay un alimento que pueda proteger o aliviarnos de la sintomatología del coronavirus, pero es importante mantener las defensas altas para que nuestro cuerpo pueda luchar contra cualquier tipo de infección o virus.

Hoy en día, y gracias a la ciencia, sabemos qué tipos de vitaminas y minerales pueden llegar a albergar lo que comemos. Y es que la mayor parte de los alimentos de origen natural, aportan grandes beneficios al organismo sano. A continuación y en consonancia con los alimentos de temporada, analizaremos cuáles refuerzan el sistema inmunológico y qué aporte ofrecen:

Fortalecer comiendo sano

Ajo. Es todo un clásico en nuestra cocina y es un gran conocido por sus propiedades. El ajo es anti-bacteriano, anti-viral y antifúngico. Sus propiedades inmunológicas son debidas a la gran concentración de compuestos de sulfuro que posee, como la alicina.

Frutos secos. Tanto las almendras como las nueces y otros frutos secos contienen vitamina E. Esta vitamina actúa como antioxidante, al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres. Además, los frutos secos son ricos en grasas saludables y fibra y aportan también proteína vegetal.

Remolacha. Este alimento contiene principalmente fibra y antioxidantes, que sirven para desintoxicar. Además, incrementa la producción de glóbulos rojos, por lo que nos aporta mayor protección contra las infecciones. Si analizamos las vitaminas, la remolacha es rica en vitamina B y C y, en cuanto a los minerales, aporta silicio y magnesio.

Granada. Otoño es tiempo de granadas. Esta fruta es una de las que contiene mayores cantidades de ácido fólico y vitamina B9. En ensayos de laboratorio, se ha mostrado eficaz para detener el crecimiento de bacterias como la E-coli, la listeria o la salmonela.También tiene propiedades antivirales.

Jengibre y cúrcuma. El jengibre es una raíz típica del sudeste asiático, aunque su uso está cada vez más popularizado. Combate inflamaciones, es efectiva para los problemas digestivos o dolores menstruales y, también, al igual que la cúrcuma, puede actuar de relajante muscular. Contiene magnesio y zinc, que son claves para mejorar la circulación sanguínea. La cúrcuma, por su parte, contiene hierro, magnesio, calcio, fósforo y zinc. Su uso tradicional consiste en su empleo para el tratamiento de las alteraciones hepáticas pero, cuidado, porque también tiene contraindicaciones como las erupciones cutáneas o la diarrea.

Ahora más que nunca, muchas personas han comenzado a darle a la nutrición la importancia que merece. Es importante adaptar la dieta a las necesidades de cada uno. Por eso, las compañías de seguros incluyen en sus pólizas consultas con un experto en nutrición. Dependiendo de la compañía, el servicio ofrecido puede constar desde asesoramiento nutricional hasta asesoramiento dietético personalizado. Consulta con nosotros y te orientaremos.