Noticias

0

ASISTENCIA SANITARIA EN EL EXTRANJERO

By 10 abril 2019

Compartir Noticia:

Ya sean unos días o la semana entera, muchos de nosotros estamos disfrutando de unas merecidas vacaciones. Estas fechas son ideales para planear una escapada que nos ayude a desconectar y recargar pilas, pero los imprevistos no se toman vacaciones y no debemos dárselas tampoco a nuestro sentido común.

Como siempre es mejor prevenir que curar, antes de emprender cualquier viaje, será mejor que revisemos nuestras coberturas.

¿Necesitas un seguro de viaje o con el seguro médico es suficiente?

Quizá lo primero que se nos pasa por la cabeza (o que nos ofrecen) es un seguro de viaje, pero ¿sabías que la mayoría de seguros de salud ofrecen asistencia sanitaria en el extranjero?. Además es uno de los servicios que se está extendiendo más, mejorando las prestaciones constantemente. Por eso, es muy recomendable que nos informemos debidamente de qué coberturas tenemos contratadas con nuestro seguro de salud.

Lo más habitual es que, incluso el más básico, incluya asistencia médica, quirúrgica y hospitalaria de urgencia en el extranjero. Esta cobertura se aplica en desplazamientos que no superen los 90 días y con un límite económico que suele fijarse en 12.000 euros. No obstante, hay distintas opciones y algunas de muy completas, las hay que incluso contemplan reembolso de gastos farmacéuticos o los productos de óptica.

¿Cómo te protege tu seguro médico si viajas al extranjero?

Si tienes un accidente fortuito o sufres alguna lesión, la compañía se hará cargo de los honorarios médicos, de los gastos de hospitalización y de las medicinas recetadas para el tratamiento. También asume los costes de ambulancia y la necesidad de un posible traslado en avión o helicóptero medicalizado.

El seguro correría con los gastos de la asistencia sanitaria requerida aunque no sea prestada con medios propios o concertados, es decir, que te cubren aunque te deban atender en centros médicos con los que no tengan acuerdos de colaboración.

Si tuvieras que hacer frente personalmente a algún coste dentro de lo establecido o abonar alguna cantidad en efectivo al momento, pide facturas y justificantes para poder solicitar el reembolso.

Además, dependiendo del seguro y la compañía, puede incluir también:

  • Gastos odontológicos graves que requieran un tratamiento de urgencia
  • Gastos de regreso si debido a la hospitalización has perdido el vuelo de vuelta
  • Prolongación de la estancia si tras el alta hospitalaria necesitas unos días de convalecencia hasta poder regresar
  • Gastos de desplazamiento y estancia de un acompañante o también su regreso antes de tiempo
  • Envío de medicamentos si son necesarios para la curación y no se pueden obtener en el país en el que te encuentras
  • Regreso anticipado en caso de fallecimiento de un familiar
  • Coberturas en caso de fallecimiento como repatriación del cuerpo o los gastos de traslado de los acompañantes.

Siempre se establece un límite económico para cada una de estas coberturas dependiendo de la póliza contratada.

Revisa también tus otros seguros

Si también tienes contratado seguro de coche o seguro de hogar y decesos, puede que incluyan prestaciones que hagan todavía más completa tu cobertura de asistencia médica en viajes. Los límites de las garantías son acumulables así que si tienes el seguro médico con asistencia en el extranjero cubierta hasta 12.000€ y el de hogar también ofrece asistencia sanitaria en viaje hasta los 8.000€, quedas cubierto por un total de 20.000€. Por eso te animamos a que cuentes con nosotros, como expertos en seguros, encontraremos la póliza que mejor se adapta a tus necesidades.

Recuerda que si viajas dentro de la UE, es imprescindible la Tarjeta Sanitaria Europea si no tienes seguro médico y muy recomendable aunque dispongas de él. Y, más importante aún, no olvides que en algunos países fuera de la UE es obligatorio disponer de un seguro que cubra la asistencia sanitaria para que te concedan el visado.