Noticias

solyplaya web
0
Share

No solo crema: los mejores consejos para proteger la piel del sol

BY | junio 20, 2018

Hoy en día es difícil encontrar a alguien en la piscina o en la playa que no se aplique crema solar, al menos una vez, pero, ¿es suficiente para protegernos del sol? Te contamos cuáles son las recomendaciones esenciales para cuidar tu piel y tu salud este verano.

Protector solar: escoger el correcto y usarlo bien

Lo primero es asegurarnos que estamos utilizando el factor de protección adecuado. Como ya comentamos en nuestra guía para elegir el protector solar, si tenemos la piel clara deberíamos aplicarnos siempre un FPS mayor a 50, y si es más oscura como mínimo de 30. Los menores de un año no deberían exponerse nunca directamente al sol, aunque a partir de los 6 meses de edad ya se les puede poner protector solar, siendo de elección las cremas que cuentan con filtro solar de factor físico.

Los protectores que usemos tienen que ser de amplio espectro, es decir, que indiquen que protegen contra la radiación ultravioleta B (UBV) y también contra la radiación ultravioleta A (UVA). Si tienen un FPS bajo o solo nos protegen de los rayos UVA, quizá nos ayuden a evitar las quemaduras, pero no se ha demostrado que reduzcan el riesgo de sufrir cáncer de piel o envejecimiento prematuro de la piel.

También es importante revisar la fecha de caducidad y si la crema es del año pasado, además, asegurarnos del tiempo que dura en perfectas condiciones una vez el envase está abierto. Esto suele indicarse con el símbolo de un tapón abierto y el número de meses escrito encima, por ejemplo 12.

Por otra parte, según un estudio avalado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) solo un 2,5% de los españoles se aplica la protección solar de forma correcta, es decir, media hora antes de tomar el sol y repitiendo su aplicación cada dos horas o siempre que salimos del agua. Hacerlo así es la única forma de que pueda protegernos realmente.

Cuidado con los horarios y los olvidos

Ya estamos utilizando el protector adecuado y de la forma adecuada, ahora tenemos que asegurarnos también de no exponernos al sol en los horarios de más riesgo, que van aproximadamente desde las doce del mediodía a las cuatro de la tarde.

El resto de horas, igualmente, deberemos utilizar la crema solar, incluso en los días nublados ya que a través de las nubes puede pasar entre un 50% y un 90% de la radiación ultravioleta, según su densidad. Lo mismo cuando estamos debajo de una sombrilla, que aunque nos brinda protección, nunca lo hace al 100%.

Al aplicarnos la crema hay algunas partes del cuerpo que suelen caer en el olvido y que debemos tener presentes, como el empeine, la zona de atrás de las rodillas (el hueco poplíteo), la nuca, las orejas, las axilas, las ingles o los párpados. La cara también necesita un factor de protección alto, aunque hay opciones cosméticas menos grasas e ideadas para cuidar los diferentes tipos de piel del rostro.

No solo en la playa, no solo crema

Los dermatólogos aconsejan aplicar una crema con protección solar durante todo el año, no solo en verano o cuando estamos en la playa o la piscina, ya que igualmente ponemos en riesgo nuestra piel en la calle paseando, o haciendo otras actividades al aire libre. Por no hablar de la montaña, donde a más altura más riego, así que este es un lugar en el que utilizar un protector con FPS alto es vital.

Además de la crema, también nos ayudará a protegernos del sol utilizar ropa de color claro, que refleja gran parte de la luz que recibe, ponernos un sombrero o gorra con visera y resguardar nuestros ojos tras unas gafas de sol, homologadas y con protección contra los rayos UV.

Por último, pero no menos importante, hidratarnos por dentro es esencial, bebiendo agua suficiente e ingiriendo frutas y verduras, especialmente las que tienen un alto contenido en licopenos y betacarotenos, como los tomates y las zanahorias, que contribuyen a preparar nuestra piel ante el sol. En este sentido, los smoothies son una alternativa perfecta para refrescarnos y llenarnos de vitaminas.

Cristina Villegas – Especialista en Dermatología

Jefe de servicio de dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

 http://muysaludable.sanitas.es

Chequeo web
0
Share

¿Qué es el chequeo cardiológico y cuándo realizarlo?

BY | junio 20, 2018

No hay peor ciego que el que no quiere ver, y a menudo las cosas que no se quieren ver son las de uno mismo y las relacionadas con la propia salud. Es comprensible que muchas personas no quieran acudir al médico por el miedo a que “le saquen algo”, pero para superar ese temor hay que tener en cuenta dos cosas. La primera, dar con un buen profesional que sepa transmitir la información y que tenga empatía con el paciente. No hay que dudar en cambiar de médico si uno lo siente así. El segundo factor importante es que cada uno debe esforzarse en interpretar y manejar positivamente la información que recibe sobre su estado de salud.

CHEQUEO CARDIOLÓGICO, ¿CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO?

El corazón puede “quejarse” de varias maneras. Las formas más comunes son dolor, disnea (falta de aire), palpitaciones y mareos o pérdida del conocimiento que pueden tener lugar tanto en situaciones de reposo como de esfuerzo. A veces, incluso puede no presentar manifestaciones clínicas, pero sí se pueden ver síntomas de que algo no va bien en los distintos estudios que se pueden hacer para poner a prueba el corazón.

Por fortuna, el conjunto de las pruebas que hacen los cardiólogos son sencillas de realizar y con ellas se desenmascaran la inmensa mayoría de problemas que puede presentar la víscera que hace mover todo, ya que los estudios se realizan tanto en reposo como en esfuerzo y la duración de las pruebas pueden prolongarse incluso más allá de las 24 horas.

Dado que sólo tenemos un corazón y que es difícil de reemplazar es conveniente la realización de un chequeo cardiológico con periodicidad, el cual ha de ser individualizado conforme a las características de cada persona.

¿QUÉ PRUEBAS SE REALIZAN EN UN CHEQUEO CARDIOLÓGICO?

Las pruebas que debe realizar el médico en un chequeo son, por su sencillez e inocuidad, un electrocardiograma y un ecocardiograma para ver cómo funciona el corazón en reposo, una prueba de esfuerzo para estudiar la respuesta cardiaca al someter el corazón a un estrés, y los holter de 24 horas, tanto el de la tensión arterial como el de la frecuencia cardiaca, para ver los cambios fisiológicos (normales) que deben suceder a lo largo del día.

Es importante que el profesional sea un buen comunicador que sepa transmitir los resultados de las pruebas a sus pacientes de tal forma que éstos se encuentren tranquilos y confiados para realizar sus quehaceres diarios con normalidad y eficacia.

 

Dr. Manuel Bullón

Asesor Médico de Asefa Salud

baja-autoestima web
0
Share

Baja autoestima: ¿cuáles son sus síntomas?

BY | junio 20, 2018

Es posible que simplemente las preocupaciones cotidianas: falta de dinero, problemas con la pareja o con los hijos, etc., nos abrumen de tal forma, que nos generen un malestar emocional difícil de definir. Será cuando empecemos a tener baja autoestima.

Baja autoestima ¿cómo detectarla?

Este malestar, que queda para uno mismo, por la dificultad de relacionarlo con los hechos, por la complejidad que supone reconocer las emociones que llevamos dentro y por el esfuerzo de verbalizarlo, hace que veamos el mundo atendiendo selectivamente a lo negativo, y nos sintamos y nos comportemos de una determinada forma. Lo que para los psicólogos serían síntomas visibles de malestar emocional.

  • Estar siempre a la defensiva: cuando estamos mal emocionalmente somos más vulnerables y nuestra autoestima cae. Debido a esto, malinterpretamos las palabras y las acciones de los demás, sintiendo que nos están atacando y que nos tenemos que defender. Para ello, activamos el “modo autoprotección”, que consiste en comportamientos agresivos o desproporcionados que generan la falsa sensación de estar protegiéndonos de un peligro que sólo está en nuestra mente.
  • Ser excesivamente crítico: cuando sufrimos emocionalmente, intentamos tenerlo todo controlado para impedir que cualquier cosa interfiera en nuestra vida. Es tal el colapso mental que sentimos, que no nos podemos permitir añadir alteraciones nuevas al “cóctel” emocional al que ya estamos acostumbrados. Esto nos lleva a pensar que siendo intransigentes con nosotros mismos y con los demás las cosas no van a ir a peor, pero la realidad es que tal rigidez deja muy poco margen de actuación y dificulta enormemente el salir del sufrimiento.
  • Sentirse apagado: la sobrecarga emocional cansa, y cansa mucho. Nos hace sentir sin fuerzas y sin vitalidad. Hace que todo nos suponga un gran esfuerzo mental y físico e incluso que nos cueste tomar decisiones, organizarnos y hacer las pequeñeces del día a día.
  • No tener en cuenta las opiniones de los demás: cuando estamos invadidos por nuestras emociones, no nos escuchamos a nosotros mismos ni tampoco a los demás. Esto hace que no nos paremos a pensar cómo estamos entendiendo y atendiendo a lo que nos rodea, desaprovechando la oportunidad de conocer diferentes puntos de vista que pueden ser útiles para aliviar nuestro malestar emocional.
  • Tener la sensación de no avanzar: estar bloqueado emocionalmente nos impide pensar antes de hablar y tomar perspectiva sobre lo que nos está sucediendo. El no poder observar el problema desde fuera, sin la invasión de las emociones modificando nuestro pensamiento, hace que tomemos decisiones siempre en la misma línea, impidiendo así el avance hacia otro lado.
  • Sentirse inseguro: cuando estamos pasando un mal momento emocional, nuestra identidad se ve afectada y nos cuesta comprender quiénes somos, cómo nos sentimos y hasta dónde somos capaces de llegar. Como consecuencia, en muchas ocasiones, llegamos a pensar que necesitamos a alguien que supla nuestras carencias, que nos proteja y nos dirija en el día a día.
  • Tener dificultad para decir adiós: el miedo al vacío emocional hace que nos cueste desprendernos de cosas que sabemos que nos están haciendo sufrir. Entendemos que, aunque nuestra arquitectura emocional esté a punto de derrumbarse, hay unos pilares básicos que no podemos derruir y nos empeñamos en mantener formas de pensamiento rígidas y disfuncionales. Pero esta percepción no podría estar más equivocada, ya que en realidad es fruto del agotamiento y del bloqueo que ocasiona la intoxicación emocional.
  • Tener dolores corporales: el hecho de desatender las emociones que estamos sintiendo, puede provocar que nuestro cuerpo grite lo que nuestra boca calla. Los dolores corporales en muchas ocasiones son representaciones físicas de emociones que no estamos escuchando. Por ello hay dolencias que no desaparecen con tratamiento.

Prevención de la baja autoestima

El lado bueno de tener estos síntomas es que mediante señales que nos manda el cuerpo, podemos detectar que emocionalmente no estamos bien y dirigirnos hacia un cambio. Pero, por el contrario, puede ocurrir que tengamos síntomas, pero no seamos capaces de reconocerlos o relacionarlos con la emocionalidad interna y esto puede provocar que se alarguen en el tiempo, desarrollando verdaderos trastornos invalidantes, como la ansiedad crónica, la depresión y la dependencia, entre otros.

Muchas personas, ante este dolor emocional, optan por la estrategia de distraerse con otras actividades, y así no hacer frente al problema, pero esta táctica no sólo no ayuda, si no que empeora las cosas. Las emociones necesitan ser atendidas para ser calmadas, y si hacemos como que no existen o las dejamos de lado, aparecen con más fuerza, hasta conseguir captar nuestra atención para que hagamos algo al respecto. De ahí que existan enfermedades, como la fibromialgia, que mejoran con tratamiento psicológico al empezar a dar voz a emociones reprimidas durante mucho tiempo. Por ello, la auto-observación es el primer paso para poder superarlo, puesto que poner nombre a nuestras emociones nos ayuda a poder gestionarlas.

 

Mireia Galán

Especialista en Psicología Clínica y Psicoterapeuta familiar y de pareja

Psicóloga consultora de Advance Medical

Quierocuidarme.dkvsalud.es

segurosalud web
0
Share

La excelente salud del seguro médico

BY | junio 20, 2018

En el informe “Estamos Seguros” que elabora todos los años UNESPA correspondiente a 2017 se muestra una tendencia al alza del conjunto de seguros de asistencia sanitaria y reembolso de gastos en España. La penetración del seguro médico en la población española alcanza el 21,3%, es decir, uno de cada cinco residentes en España cuenta con un seguro de salud privado. Esto supone una cifra cercana a los 10 millones de asegurados.

La tendencia durante los últimos años, a pesar de la crisis, ha sido al alza en parte por la contratación de los seguros individuales pero especialmente apoyada por los seguros colectivos. No cabe duda que la incorporación del seguro de salud a los beneficios sociales que las empresas diseñan a favor de sus trabajadores ha sido un aporte muy importante, fruto de la incorporación de los planes de retribución flexible y de las ventajas fiscales que aporta.

Si analizamos los datos desde un punto de vista geográfico cabe señalar que existen zonas muy diferenciadas. Las tasas más elevadas se dan en regiones con mayor densidad de población como Cataluña, Madrid, Baleares, País Vasco y algunas partes de Andalucía. En estas zonas la penetración alcanza valores del 34% en Madrid y superiores al 30% en Cataluña y Baleares, es decir, uno de cada tres habitantes.

Se puede atribuir este buen momento del seguro médico en parte a la saturación de la sanidad pública, ya que se intuye una correlación entre la contratación de seguro médico privado y las listas de espera en la sanidad pública. Pero, sin embargo, no hay que soslayar las importantes mejoras que las compañías han ido incorporando a sus pólizas, así como el desarrollo y la modernización de los servicios sanitarios privados en la actualidad.

 

Juan Carlos de la Rosa Carretero
Responsable del ramo de Salud de CLOSASEGUROS
Blown_dandelions,_green_background web
0
Share

Principales causas de alergia y cómo evitarlas

BY | marzo 22, 2018

Alrededor de un 25% de la población mundial sufre algún tipo de alergia. A nuestro alrededor existen múltiples organismos o sustancias que son alérgenos, es decir, que pueden provocar una reacción alérgica en personas susceptibles.

Las principales alergias

  • Polen
  • Hongos de la humedad
  • Ácaros del polvo
  • Alimentos: huevos, leche, marisco, cacahuetes, etc.
  • Pelos y plumas de animales.
  • Insectos.
  • Medicamentos.
  • Aditivos alimentarios o farmacéuticos.
  • Sustancias de amplia distribución en nuestro entorno como, por ejemplo, el látex, presente en preservativos, guantes, globos, etc.

La alergia se ha convertido en el trastorno del sistema inmunitario más frecuente en los países ricos. Entre las causas se halla la higiene excesiva en los niños, la polución y la mayor exposición a ciertos pólenes.

Parece ser que el sistema inmunitario, cuya función es la defensa contra virus y bacterias, cuando se halla “menos activo” por una falta de gérmenes contra los que luchar, desencadena una enfermedad alérgica.

Con respecto a la contaminación ambiental, se ha comprobado que las partículas diesel aumentan la sensibilización hacia el polen.

Cómo evitar las alergias.

La aparición de la alergia puede comportar cambios en nuestros hábitos diarios e incluso llevar a situaciones de riesgo. La aplicación de una serie de medidas puede ayudar a evitar el contacto con los alérgenos:

  • Ventilar correctamente las distintas estancias de la casa para prevenir la reproducción del ácaro del polvo.
  • Eliminar moquetas, alfombras, peluches, mantas de lana y cualquier objeto que facilite la retención de polvo.
  • Pasar el aspirador, al menos una vez por semana, por el colchón, bajo la cama y los muebles.
  • Usar ropa de cama antialérgica.
  • Limpiar el polvo con un trapo húmedo.
  • Evitar tener libros en el dormitorio.
  • Si se tienen plantas dentro de casa, procurar que no tengan hojas secas ni moho.
  • Si se tienen animales domésticos, mantenerlos bien cepillados y humedecerles ligeramente el pelo.
  • Usar gafas de sol, pues previenen la entrada de polen en los ojos y alivian la irritación ocular.
  • Evitar viajar en moto, pues se incrementa el contacto con el aire rico en polen. Si se viaja en coche, mantener las ventanillas cerradas.

 

Equipo expertos Centro Médico AXA

https://www.axa.es/servicios/salud-consejos-de-salud

Accidente casero web
0
Share

Qué hacer ante un accidente doméstico

BY | marzo 22, 2018

Desafortunadamente, los accidentes domésticos representan la cuarta causa de mortalidad en la Unión Europea y, pese a lo que muchas personas puedan pensar, estos superan con creces a los accidentes de tráfico.

Cuando estamos en casa nos relajamos y muchas veces no somos conscientes de los peligros que pueden pasar inadvertidos.

Los rangos de edad con mayor incidencia son los niños menores de 14 años y las personas mayores, a partir de los 75 años.

Pauta general de actuación frente a un accidente doméstico

La Cruz Roja Española establece 3 pasos prioritarios frente a situaciones de emergencia que precisen de nuestra intervención:

Proteger al accidentado

Antes de intervenir, tenemos que valorar la situación para no afectar más aún a la persona que requiere ayuda y no ponernos en peligro a nosotros mismos o incluso a terceros. Así pues, tendremos que tomar las medidas de autoprotección necesarias y valorar nuestras capacidades ante las circunstancias específicas del accidente.

Avisar a los Servicios de Emergencia. Llamar lo más rápido posible al 112

Es el teléfono para cualquier tipo de emergencia, gratuito y operativo en toda la Comunidad Europea. Si nos encontramos solos y nadie puede llamar mientras socorremos a la persona accidentada, tendremos que dejarla un instante para realizar la llamada. Los datos importantes que nos pedirán son:

  • En caso de accidente doméstico, explicar cómo ha ocurrido (incendio, intoxicación, caída, etc.).
  • Localización exacta de los hechos.
  • Impresión general de las posibles víctimas (tipos de lesiones o síntomas que presenta la víctima).
  • Si es posible, hay que constatar las características especiales de la víctima: enfermedades previas, alergias, discapacidades, etc.
  • Tenemos que saber sobreponernos a la situación para poder escuchar y responder todo aquello que nos pregunten, a pesar de los posibles nervios.
  • No debemos colgar el teléfono hasta que nos lo indiquen.

Socorrer al accidentado

En primer lugar hay que tranquilizar a la víctima, comunicándole que la ayuda está en camino. Se puede hablar con el accidentado aunque este no responda. Lo más importante será determinar las posibles lesiones a fin de establecer las prioridades de actuación para no empeorar la situación. No hay que mover a la persona accidentada, a no ser que sea estrictamente necesario, hasta la llegada de los servicios de socorro. Si vemos que hace frío, podemos cubrirla con alguna prenda de abrigo para evitar la pérdida de calor corporal.

Datos INE 2015

Según el INE, en España murieron 15.079 personas por causas externas. Si restamos los suicidios, la primera causa de muertes son las caídas accidentales (2.783), seguidas de los ahogamientos (2.672). En cambio vemos que los accidentes de tráfico se quedan bastante por debajo (2.097). Según estos datos, podemos deducir que más de 36% de las muertes por causas externas en España son debidas a caídas y ahogamientos, muchas veces derivados de accidentes domésticos. Ambas causas se ven muy incrementadas en edades a partir de los 75 años donde ocurren más del 70% de las muertes tanto por caídas como por ahogamientos accidentales.

 

Quierocuidarme.dkvsalud.es

horaci miras web
0
Share

El secreto de Horacio Miras

BY | marzo 22, 2018

El pasado 7 de marzo, nuestro fiel asegurado D. Horacio Miras Giner cumplió 100 años. Para tan señalada ocasión Closa Correduría de Seguros le obsequió con un presente y nuestro Director Comercial tuvo el placer de hablar con él. Queríamos que compartiera con nosotros su secreto para alcanzar esa edad y tener la vitalidad que ha demostrado durante tantos años. La afición principal de Horacio ha sido siempre la montaña, lleva esquiando desde 1940, inauguró el primer telesquí de España y fue uno de los fundadores de la estación de esquí de Cerler.

Según Horacio, el secreto no es más que llevar una vida sana. No fumó nunca en toda su larga vida. Llevar una buena alimentación, ejercicio físico, a ser posible esquí y estar vinculado a empresas como Closa durante muchos años, cosa que le agradecemos profundamente.

Nos enorgullece contar entre nuestros asegurados con personas como Horacio y queríamos compartir a través de la newsletter de ClosaSalud esta gran noticia con todos vosotros.

Para Horacio, nuestra más sincera felicitación y muchas gracias por la confianza que nos deposita desde siempre.

 

Juan Carlos de la Rosa Carretero
Responsable del ramo de Salud de CLOSASEGUROS
5_hambre-emocional-1-1
0
Share

Hambre emocional, qué es y cómo reducirlo

BY | marzo 22, 2018

El hambre emocional es un tipo de ansiedad que nos hace comer, no porque tengamos hambre, sino por problemas personales que no sabemos gestionar. Normalmente suele ocurrir cuando sufrimos estrés, ansiedad y tristeza, pero también, por mero aburrimiento.

Navidades saludables web
0
Share

Receta para unas navidades saludables

BY | diciembre 27, 2017

Un año más llega Diciembre y con este mes todos los compromisos de comidas, cenas y reuniones con amigos y familiares. En estas fechas, la mayoría de las personas tienden a coger peso ya que la falta de control en la ingesta de comida y de bebidas alcohólicas y carbonatadas  aumenta.

La mayoría de los alimentos de los que se abusa en Navidad suelen ser dulces o bebidas con calorías vacías derivadas del alcohol, produciéndose un aumento de glucosa en el organismo, lo que  implica que el páncreas genere insulina para regular esa glucosa en el cuerpo, cuando el exceso de glucosa no puede ser regulado se comienza a almacenar en el cuerpo convirtiéndose en grasa. Otra causa del aumento de peso en el periodo navideño, y desde mi punto de vista la más importante, es el desapego a la rutina de actividad física diaria.

Siguiendo estos consejos podrás mantener un equilibro saludable entre alimentación y actividad física durante estas fechas, sin olvidarnos de disfrutar pero con control.

Vida activa:

Es una buena época para ir caminando a los sitios si es posible, bajarse un par de paradas antes  de llegar a nuestro destino en el  metro o autobús, utilizar las piernas subiendo y bajando escaleras etc. Después de cada comida evitar sentarse en el momento. Intenta moverte y  mantener un metabolismo activo.

Descanso:

Diviértete, pero intenta descansar al menos 6-7 horas, pues de este modo evitaremos el proceso de degradación muscular y aumento del porcentaje graso corporal.

Hidratación

Lo idóneo sería mantener un consumo de 2-3 litros de agua al día para mantener el cuerpo y  mente hidratados, evitando un exceso de bebidas alcohólicas y carbonatadas.

Entrenamiento

Mantener la rutina de entrenamiento diaria ayudará a no aumentar de peso, y si no es posible al menos hacer 3 días de entrenamiento a lo largo de la semana. No te centres solo en ejercicios aeróbicos y añade fuerza a tu entrenamiento, el músculo consume más calorías.

Alimentación

Intenta mantener el orden de tus comidas habituales para cuando llegue el momento de las comidas o cenas festivas no ingerir más de lo necesario. Intenta no excederte con los dulces y disfrútalos.

Para poder llevar un control  y disfrutar de estas fechas lo mejor es acudir a profesionales de la actividad física y del deporte y  nutricionistas cualificados que nos ayuden a hacer frente a las navidades de una manera divertida y saludable.

 
José Vicente Rubio Brox
Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte: Profesional en Entrenamiento Deportivo