Noticias

0

COMBATE LA ASTENIA PRIMAVERAL

By 20 marzo 2019

Compartir Noticia:

Falta de energía, cambios de humor, irritabilidad, insomnio, dificultad para concentrarte… Puede que sufras astenia primaveral. Te contamos de qué se trata y cómo combatirla.

La primavera suele ser recibida positivamente ya que nos trae días más largos y temperaturas más agradables pero también comporta una serie de cambios que pueden afectar a nuestro organismo. Quizá hayas notado que desde hace un par de semanas te sientes decaído, bajo de fuerzas, nervioso, con falta de apetito, te cuesta concentrarte o no duermes bien. Si padeces estos síntomas, es probable que tengas astenia primaveral.

Que no cunda el pánico, no se trata de una patología, es solamente nuestro cuerpo intentando adaptarse al cambio de estación. Es cierto que si sufres alergia, los síntomas pueden verse agravados ya que el tratamiento con antihistamínicos tiene muchas veces como efecto secundario sensación de cansancio y somnolencia.

La astenia es algo pasajero en la gran mayoría de los casos y dura entre 10 y 20 días. Por suerte, podemos seguir algunas pautas y consejos que nos ayudarán a mejorar los síntomas.

1. Descanso reparador:

Con el ritmo de vida que llevamos puede resultar difícil pero es necesario aprender a desconectar, tomarnos tiempo para descansar tranquilamente. Ya sea leyendo, viendo una serie o escuchando música, en un parque, en la playa o en nuestro sofá. También debemos intentar cumplir con las 7-8 horas de sueño recomendadas y que sean realmente de sueño. Toca apagar los aparatos electrónicos y dejar las preocupaciones y el trabajo fuera de la cama.

2. Horarios y rutinas:

Para ayudar con el punto anterior, es muy beneficioso establecernos unas rutinas o pautas durante el día y, sobre todo, antes de ir a dormir. Respetar los descansos en el trabajo, intentar levantarnos, comer, ducharnos y acostarnos siempre más o menos a la misma hora…etc. Recuerda respetar las 5 comidas diarias, evitando grandes comilonas, sobre todo, por la noche.

3. Ejercicio:

La práctica de deporte facilita la conciliación del sueño, además se liberan endorfinas y ayuda a combatir el estrés. Una vida activa mejora nuestra salud en todos los aspectos, no solo aporta beneficios físicos sino también mentales y emocionales. Se recomienda practicar algo de ejercicio, como mínimo, media hora al día. Ya sea caminar, correr, nadar, bailar o la práctica de cualquier deporte que implique movimiento.

4. Hidratación:

Beber un mínimo de dos litros de agua al día es lo recomendable para mantener una correcta hidratación de nuestro organismo. De este modo nos aseguramos una buena función renal e intestinal, cuidamos nuestro cerebro y nuestra piel. Acuérdate de tener una botella de agua siempre a mano, también puedes prepararte tés e infusiones o añadirle fruta para darle algo de sabor. 

5. Correcta alimentación:

Hemos dejado para el final uno de los puntos claves. Mantener una dieta equilibrada y rica en todos los nutrientes es indispensable para estar saludable. En este caso, es ideal tomar alimentos ricos en fibra, vitaminas C y B, potasio y triptófano. Hablamos, por ejemplo, de la piña, el plátano, el aguacate, los frutos secos, las naranjas o el huevo. También el chocolate negro (en dosis moderadas) puede ayudarnos a combatir el estrés y la ansiedad.

Nunca es tarde para mejorar nuestros hábitos así que, tanto si sufres astenia primaveral como si no, te animamos a que sigas estas pautas para aumentar tu calidad de vida.