Noticias

0

¿Cubre el seguro de salud la reproducción asistida?

By 17 septiembre 2020

Compartir Noticia:

La tendencia a la baja de la natalidad en España es una realidad.

Las cifras de 2019 señalan que un 7,6% de las mujeres tuvieron descendencia y el índice de fecundidad (número de hijos por mujer) fue de 1,23. Además, cada vez es más habitual tener un hijo a los 40 años que a los 25. De hecho, según el INE en 2017 nacieron 9.244 bebés con madres de 25 años y 12.993 con madres de 40. 

Las razones por las que se retrasa la maternidad, generalmente, atienden a cuestiones laborales, económicas o personales. No obstante, el estilo de vida, la contaminación creciente, o los motivos físicos o emocionales como el estrés y la ansiedad por afrontar una maternidad/paternidad tardía también pueden influir.

Pero, ¿qué consecuencias tiene tener familia más tarde?

Los estudios alertan de que, en el caso de las mujeres, existe una relación inversamente proporcional entre la edad y la reserva ovárica. A mayor edad de la mujer, menor es la cantidad de óvulos susceptibles de ser fecundados y, además, los óvulos tienen peor calidad. 

En el caso de los hombres, a partir de los 41 años la fertilidad también desciende. Las probabilidades para conseguir un embarazo a los 41 años son del 60%. A partir de esa edad, las posibilidades disminuyen un 7% anual, disminuyendo así la calidad del esperma del hombre al llegar a los 40 o 50 años. 

La reproducción asistida como solución

Dada la situación, es cada vez más habitual que muchas parejas opten por la reproducción asistida. Es una técnica que facilita el proceso natural de la fecundación, ayudando a que el óvulo de la mujer sea fecundado. Es una de las soluciones que la ciencia pone a disposición de las familias para conseguir el bebé que desean. 

¿Cubren los seguros de salud la reproducción asistida? 

Actualmente, hay seguros de salud que incluyen la reproducción asistida entre sus coberturas pero, a veces, tienen un periodo de carencia (es decir, un lapso temporal al principio de la contratación durante el cual no puedes hacer uso de determinados servicios) y siempre dependerá del tipo de póliza que tengas contratada (revísala con CLOSASEGUROS). En estos casos, además, no sólo cubren la inseminación artificial o la fecundación in vitro, sino que también recogen las consultas ginecológicas, las pruebas diagnósticas o la estimulación de la ovulación entre sus servicios. Para optar a este tipo de coberturas, las compañías aseguradoras suelen solicitar a los futuros padres que cumplan una serie de requisitos, como por ejemplo, informes que certifiquen su esterilidad. 

Tomar la bonita decisión de traer un bebé al mundo probablemente sea uno de los pasos más importantes de vuestra vida; por eso desde CLOSASEGUROS ponemos a vuestra disposición nuestra experiencia. Buscaremos el seguro de salud que mejor se adapte a vuestras necesidades y las de vuestra familia.