Noticias

0

Las consecuencias físicas y emocionales de confinamiento

By 30 abril 2020

Compartir Noticia:

Desde que se decretó el estado de alarma en España, la libertad de movimiento ha estado restringida a los metros cuadrados de nuestro hogar y el comercio más cercano.

Durante este mes y medio de quietud, muchas personas han cambiado radicalmente sus hábitos. El cuerpo y la mente, no ajenos a los cambios, han empezado a manifestar los síntomas de esta situación tan particular.  

Según los últimos estudios de “The Lancet”, una de las publicaciones más prestigiosas del mundo sobre biomedicina, alertaban sobre el aumento de síntomas de estrés postraumático, confusión e irritabilidad a causa del confinamiento. Un aspecto muy importante, es determinar si los citados efectos solo se manifiestan a corto plazo o si, por el contrario, persisten a largo plazo. Por eso es muy importante cuidar no sólo la salud mental, sino la salud tomada en términos generales.  Tanto medios de comunicación como Colegios de Profesionales, se están haciendo eco de los síntomas más comunes que se pueden experimentar durante el aislamiento, su origen y cómo aliviarlos. 

Falta de sueño

Según, Óscar Larrosa, el coordinador de la unidad de Sueño de MIP Salud Madrid, asegura que conviene sincronizar el reloj biológico con estímulos como la luz, que está asociada a la actividad, y la oscuridad, que llama al sueño. «Ayuda mucho exponerse a luces muy intensas y brillantes por la mañana; a ser posible que vengan de fuentes naturales, abrir ventanas, persianas, salir al patio, al balcón…. A la hora de irse a dormir hay que hacer todo lo contrario: favorecer el uso de luces cálidas y tenues. Es importante también seguir unos horarios de comidas y tratar de no cenar muy tarde».

Bruxismo y dolor de cabeza

El estrés es el factor desencadenante más importante del bruxismo. De forma consciente e inconsciente, apretamos con fuerza tanto los dientes como la mandíbula. Este acto, puede producir dolores en los oídos, mandíbula y cabeza, generando así sobrecarga y contracturas en la zona cervical. Para aliviar esta tensión mientras dormimos, las férulas de descarga son una buena solución. 

Lumbares y rodillas

Trabajar sentados o pasar muchas horas en el sofá, puede afectar a la parte lumbar de nuestro cuerpo. Para reducir estos dolores, los especialistas recomiendan moverse y utilizar asientos que favorezcan una buena postura. Algo tan cotidiano como estar todo el día en zapatillas de andar por casa, puede acabar causando molestias en las articulaciones; andar descalzos hará que estimulemos la musculatura de los pies y favorecerá una postura correcta. 

Es importante cuidar nuestra salud y más en los tiempos que corren. Recuerda que un buen seguro de salud puede ser la clave para mantener tu bienestar y el de tu familia; consulta con nosotros y te asesoraremos.